4 de marzo de 2010

QUIRINO ESTA ARREPENTIDO DE HABER TRAFICADO CON DROGAS

NUEVA YORK.- El ex capitán del Ejército Nacional Quirino Ernesto Paulino Castillo, está arrepentido de haberse enrolado en el narcotráfico en la República Dominicana y en otros países, afirmaron sus abogados en el país caribeño doctores Damián Olivares y Freddy Castillo, quienes fueron entrevistados anoche en el programa "Enlace" que se transmite por Coral Stereo Radio FM.

Los juristas, que han representado a Quirino en Santo Domingo durante todo el proceso, dijeron que el reo, recluido en el Centro Metropolitano de Corrección (cárcel federal) en el 150 de la calle Park Row, les confesó que además de estar arrepentido, se aferra el deseo de regresar a su país natal, después que cumpla su sentencia como un empresario con una nueva vida y con una conducta honesta.

"Quirino nos dijo que jamás volvería a enrolarse en negocios ilícitos y mucho menos en el narcotráfico, aunque ello lo reduzca a la pobreza y que se involucró en el trasiego de drogas por circunstancias", añadieron ambos abogados.

Castillo dijo que en la cárcel, el ex capitán, lleva la vida rutinaria de un preso, haciendo ejercicios, viendo televisión y leyendo libros existencialistas sobre el ser humano. "Quirino ha estado siempre en esa cárcel y ahí permanece", sostuvo Olivares.

Indicaron que el ex oficial les dijo que desea regresar a la República Dominicana, donde llegaría en calidad de deportado, lo que acorde con Castillo, no es un delito en el país caribeño ni implica la reducción de sus derechos ciudadanos.

"No sabemos con certeza cuándo saldrá de la cárcel, porque todavía no ha sido sentenciado ni se sabe a cuántos años se le condenara", respondieron a una pregunta de los conductores de "Enlace" (Miguel Cruz Tejada, Elías Barreras Corporán y Miguel Melenciano).

Expresaron que en las conversaciones que han sostenido en la cárcel con Quirino, éste sigue demostrando mucho apego por el país y mantiene muy alto el ánimo y el espíritu de regresar un día a la patria donde nación. "Quirino, además de empresario, siempre fue un productor agrícola y las inversiones que hizo en sus comunidades eran para desarrollar proyectos agropecuarios a los que siempre tuvo ligado", expuso Olivares.

Agregó que el "rango" de ex capitán, es un dato adicional porque Quirino nunca tuvo funciones militares y nunca se uniformó como tal.

Manifestaron que aunque los familiares de Quirino fueron visados para protegerlos de posibles represalias, lo que quizás no ocurra con el ex oficial. "El (Quirino), lo que siempre ha dicho es que volverá al país, pero no sabemos cuándo", explicó el doctor Castillo. "No ha sido juzgado porque eso es parte del sistema de justicia de los Estados Unidos y aunque negoció, su caso es parecido al de muchos que como Maconi han sido extraditados. Además, la justicia federal tiene que verificar si todo lo que Quirino les ha dicho, tiene veracidad y deben verificar las informaciones".

Afirmó que ya "Quirino no tiene defensa y lo único que resta es que se le entreguen los beneficios que le corresponden y que el caso concluya". Olivares indicó que también las autoridades dominicanas tienen que cumplir con la parte que les corresponde.

Acusaron al gobierno del presidente Leonel Fernández y al PLD de haber manipulado políticamente el caso Quirino, buscando hacerle daño al PRD y al ex presidente Hipólito Mejía. "Es tan así, que Vincho Castillo dijo que Hipólito debía comenzar a buscarse un buen abogado en Nueva York y el presidente Fernández, dijo que ese caso correspondía a las autoridades norteamericanas".

Castillo manifestó que en la medida en que el tiempo transcurrió, la percepción creada por los peledeístas en el caso Quirino, contra sus adversarios, ha cambiado. "Ese cambio de percepción es la de que probablemente, hay más implicación de los funcionarios actuales que los pasados", agregó Castillo.

Desvincularon al ex presidente de la zaga Quirino y recordaron declaraciones del entonces embajador de Estados Unidos en Santo Domingo, Hens Hertell, quien dijo que Mejía, ha brindado toda su colaboración en el caso.

"Recordemos - dijo Olivares - que la investigación contra Eduardo Rodríguez (Eduardito) se inició en marzo del 2003 y la autorización para intervenir los teléfonos de varios de los del grupo Quirino, la dio el entonces Fiscal del Distrito Nacional, Máximo Aristy Castro en el gobierno de Hipólito, pero se quiso tejer todo un tema con el informe de Soto Jiménez (entonces Secretario de las Fuerzas Armadas) al que el ex presidente le dijo que se encargaría de la situación".

".


Fuente:DiarioLibre.com